>
BlogPrevenirLesionesDeportivas
Vida y Salud

5 consejos para prevenir lesiones deportivas

Descubre cómo realizar actividad física y hacer frente al sedentarismo a través de estos consejos para prevenir lesiones deportivas como torceduras o desgarros.
24 de Enero de 2022 ·

¿Pasas mucho tiempo sentada o sentado y, a pesar de ello, manifiestas sensación de fatiga?, el sedentarismo puede estar afectándote.

De hecho, se estima que anualmente se producen en el mundo , número que se ha acrecentado en los últimos años debido al teletrabajo y al encierro debido a la pandemia del COVID-19. Por eso, la OMS ha recomendado dedicar entre 150 y 300 minutos por semana (entre 20 y 45 minutos diarios), a cualquier acción que permita poner el cuerpo en movimiento. Pero, ¿Cuáles son las actividades más recomendables?

Cualquier tipo de ejercicio o deporte es recomendable para enfrentar al sedentarismo, pero si consideras que tienes un ritmo de vida sedentario y quieres comenzar a realizar ejercicio, debes tener en cuenta algunas recomendaciones para evitar lesiones deportivas o alguna otra enfermedad que pueda ocurrir por la falta de costumbre de realizar actividades intensas.

 

Actividades aeróbicas para contrarrestar el sedentarismo

Para empezar a estimular tu cuerpo, lo ideal es que comiences con ejercicios aeróbicos sencillos, de acuerdo a tus capacidades y a los objetivos que persigas, y vayas avanzando poco a poco. En ese sentido, puedes optar por: 

  • Caminar
  • Subir escaleras
  • Saltar cuerda

Si sientes que tienes un poco más de aguante y quieres que la actividad sea un poco más intensa, existen otras disciplinas de resistencia aeróbica entre las que puedes escoger, que te devolverán la salud. Las más populares son:  

  • Ciclismo
  • Natación
  • Clases dirigidas de Aeróbic, Zumba, Body Combat y Step, entre otras.

 

Lesiones que pueden presentarse al hacer actividad física

Ciertamente, el ejercicio es una medicina poderosa con la que puedes disminuir el riesgo de enfermedades. No obstante, ante una mala práctica, determinada por distintos factores, sobre todo si estás dando tus primeros pasos en actividad física, es probable que sufras lesiones deportivas graves o leves, tales como: 

  • Torceduras y distensiones
  • Lesiones de rodilla
  • Inflamación muscular
  • Fracturas
  • Dislocaciones

 

 

¿Cómo prevenir las lesiones deportivas? 

Si bien una lesión deportiva puede ocurrir incluso al tomar todas las precauciones posibles, existen una serie de consejos que te ayudarán a reducir las probabilidades que ocurran o que incluso en caso de que pasen, no sean tan graves o traigan consecuencias a largo plazo. Algunos de estos consejos son:

  • Elige un deporte de forma realista: escoge la disciplina más adecuada a tu condición, bien sea porque has estado mucho tiempo en inactividad o porque sufres alguna enfermedad, debes ser realista con la condición en la que te encuentras y comenzar de a poco. Incluso, para mayor tranquilidad, puedes consultar con un médico para saber si puedes realizar el deporte que quieras sin riesgo de alguna falla cardiaca o lesión muscular.
  • Utiliza los equipos adecuados: Si realizas algún movimiento de forma constante y no cuentas con la protección o vestimenta adecuada, puedes sufrir alguna lesión o incluso quemaduras por el roce de la ropa con tu cuerpo. Por lo mismo, debes escoger ropa que permita realizar movimientos libremente y que además sea respirable para que no sufras deshidratación. Además, debes considerar elementos de seguridad como casco (si realizas ciclismo, patinaje o skate), rodilleras, coderas, entre otros.
  • Evita los sitios cerrados: al hacer ejercicios al aire libre no solo reduces la posibilidad de contagio de COVID-19, sino que también mejoras tu estado de ánimo, porque ves cosas distintas, y aumentas tu nivel de energía, al recibir la vitamina D que aporta el sol.
  • Nunca omitas el calentamiento previo: si comienzas a hacer actividad física sin haber condicionado tus músculos, aumentas considerablemente la probabilidad de sufrir una lesión. Por lo mismo, recomendamos ejercitarte lentamente durante los primeros minutos y luego acelera el paso, para que la sangre fluya y se calienten los músculos.
  • Realiza entrenamiento cruzado: si practicas un mismo ejercicio todos los días y exiges siempre los mismos músculos, es posible que sufras alguna lesión por sobrecarga, como contracturas, desgarros o incluso tendinitis. Sin embargo, esto se puede solucionar realizando disciplinas de forma variada o que ejerciten distintas zonas musculares. Por ejemplo, un día puedes ejercitar piernas, al siguiente brazos y posteriormente, abdomen.

La lucha contra el sedentarismo es un camino largo y difícil de transitar, donde no solo tendrás que luchar contra factores externos sino que sobre todo con tu falta de tiempo, energía o motivación. Por lo mismo, te recomendamos ir poniendo metas cortas y realistas para que el movimiento vaya llenándote poco a poco de endorfinas y puedas entrar en un ritmo que no solo te hará sentir mejor, sino que también reduzca al mínimo las probabilidades de lesión. 

logo-bicevida
  • instagram
  • youtube
  • Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies

    Cerrar